Preparándome para Samhain

by - 04:59

     Samhain es el precedente pagano de lo que luego se transformó en Halloween. Si bien en el hemisferio norte se festeja el 31 de octubre, en el hemisferio sur lo celebramos el 30 de abril. El festival que le dio origen proviene de los antiguos celtas y no es mucho lo que conocemos concretamente acerca de él. Pero, como con todas las fechas importantes del calendario, sus prácticas, creencias y significados fueron cambiando con el paso de los siglos. Se lo cuenta dentro de los cuatro grandes festivales gaélicos y era el momento del año en que el ganado era carneado y se encendían fogatas para garantizar la limpieza y la purificación de los meses subsecuentes. Pequeños rituales con alto potencial simbólico. En la literatura y en los recuentos históricos, suele considerarse como una noche liminal, donde el límite entre nuestro mundo y el otro es más delgado y toda clase de espíritus son capaces de contactarse con los seres humanos. En la realidad, se trata del punto intermedio entre el equinoccio de otoño y el solsticio de invierno y numerosos cambios físicos ocurren en la naturaleza, tanto en la vegetación como en los animales.

       A lo largo de los siglos, distintas culturas han adoptado tradiciones propias para esta época del año, algunas religiosas y otras de tipo secular: el Día de Muertos mexicano, el Halloween estadounidense, el Día de todos los Santos cristiano, etc. Pero existe un carácter universal que atraviesa a todas las sociedades: se considera un momento para homenajear a los muertos y a los seres queridos que han fallecido. Resulta curioso que el acto de conmemorar a quienes han dejado este mundo sea una necesidad humana que ha trascendido a través de los siglos. Aunque, pensándolo bien, tiene sentido: el otoño posee una cualidad reflexiva, la caída de las hojas representa un fin de ciclo y el frío que lentamente se va apoderando del clima nos obliga a guardarnos en nuestras casas y pasar más tiempo en compañía de nuestro círculo más íntimo. Y ese ambiente de cambio permanente que acompaña a este instante de transición es profundamente transformador para aquel que esté abierto a experimentar lo que le rodea.

      En mi caso, me encuentro en una situación peculiar: vivo en una ciudad que es mundialmente famosa por sus paisajes otoñales. En pocos lugares de este país se vive el otoño tan intensamente como se vive en Mendoza y el cambio estacional es casi omnipresente acá, recordándonos todo el tiempo que algo está mutando en el aire. Es mi época favorita del año y una que siempre me agarra desprevenido en todos los aspectos de mi vida. Desde que era pequeño, al principio intuitivamente pero cada vez más de manera consciente, he encontrado que el otoño trae consigo una profunda transformación interna que repercute en el resto de mi año.


      Para la mayoría de las personas, el momento típico para hacer planes, tomar decisiones, plantear metas personales o decidir un plan de acción para los próximos 12 meses (y también analizar los 12 que ya pasaron) es el 31 de diciembre. Los célebres "propósitos de año nuevo" tienen una razón de ser: obligarnos a reflexionar sobre el año que se fue y planificar el que comienza. Sin embargo, nunca resoné personalmente con ese modelo. Desde niño, el momento en que encaro dicho proceso es durante el otoño, específicamente en los meses de abril y mayo. Para mí, la última semana de abril es prácticamente mi año nuevo. 

      ¿Qué es lo que estoy pensando en el ocaso del año que pasó? Creo que la meditación me está haciendo muy bien y que estoy logrando reenfocar mis pensamientos de un modo que no pude lograr el año pasado. Pasé un año muy difícil desde lo personal, sobre todo emocional y psicológicamente, y he decidido no repetir dicha experiencia. He planteado grandes metas de aquí a cinco años (veremos si logro cumplirlas!), entre las cuales se encuentran aumentar mis calificaciones profesionales, perfeccionar mi arte y hacer crecer este blog. Estoy mejorando mi salud como nunca antes (en el pasado, han sido notorios mis problemas de salud) y deseo prestar más atención a lo que pongo dentro de mi cuerpo -física y emocionalmente-. Quiero aprovechar al máximo las oportunidades que se presenten y desarrollar lo mayor posible mi potencial individual. También deseo alejarme de todo aquello que no sirva a dicho propósito, es decir, mi exposición a las redes sociales, la política y las personas tóxicas. Muchos solemos plantearnos objetivos similares pero, en mi caso particular, tengo un plan de acción. Sólo debo implementarlo.

      ¿Qué es lo que voy a preparar para este Samhain que se acerca? Probablemente algo muy pequeño. Un almuerzo solitario (no puedo hacer cena porque estaré trabajando), unos sutiles rituales y una meditación profunda. Seguramente cocinaré algo con calabazas, como es mi costumbre. Creo que serán unos días en que adoptaré un estado pacífico, silencioso y meditativo. No habrán grandes celebraciones, pero sí actos de reflexión significativos. Quizás, en última instancia, salga a dar una caminata por la naturaleza y disfrutar del espectáculo otoñal que pasa tan desapercibido pero que constituye una de las grandes maravillas del mundo natural.

       ¿Alguno de ustedes celebra Samhain? ¿Tiene para vos un significado especial? ¿Qué es lo que más disfrutás de la llegada del otoño? Los leo en los comentarios :)


  • SOBRE EL AUTOR
      Mi nombre es Rodrigo. Soy un escritor independiente Argentino, apasionado por contar historias y compartir reflexiones. Si bien mi campo predilecto es la ficción, en este blog les hablo sobre todo lo que pasa por mi cabeza: mi vida, mis experiencias, mis visiones del mundo y mi proceso creativo. Escribo desde chico ficción literaria y ficción gótica. He publicado relatos cortos y novelas que están disponibles para lectores de todas partes del mundo.

       Seguime en Instagram y Twitter

Artículos recomendados

2 comments

  1. hola buenas tardes, rodrigo hace unos dias buscando mas info sobre dark academia encontre tu página y me gusto poder saciar mi curiosidad ya que muchas personas me preguntaban si me vestía así por esta nueva cultura, ahora teniendo un poco de tiempo libre en la ofi, me dispuse a buscar si tenías alguna nueva publicación al respecto y me sorprendio encontrarme con está sobre samhain ya que práctico rituales y festejo las ocho festividades (sabatts) quería felicitarte por el contenido que realizas es muy entretenido, saludos desde Uruguay Ximena

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Me alegro de que te haya gustado mi contenido. Ahora me estoy preparando para Yule. Solía tener un blog donde hablaba más al respecto, pero decidí mantenerlo un poquito (poquito!) más privado. Ojalá tengas unas buenas festividades este año :)

      Borrar

Mis publicaciones