Mis lecturas durante la cuarentena

by - 08:00


      Con todo el desatre (sanitario, pero fundamentalmente económico) que estamos transitando en el país, muchos de ustedes me han dicho que les cuesta concentrarse en sus lecturas. Mi experiencia es bastante similar, pero he intentado forzarme a leer y a sumergirme en los libros para poder superar este encierro arbitrario que todos estamos sufriendo. Uno de los caminos que he decidido seguir para sortear el inconveniente es empezar mis eternos pendientes y aquellos largos libros que nunca encontré tiempo para taclear en el pasado. En consecuencia, me gustaría hablarles de algunos de esos títulos y de la experiencia que he tenido leyéndolos.


El misterio y la ciencia ficción: ¿Una combinación perfecta?

      Un libro que captó rápidamente mi atención, que lo encontré de pura casualidad y lo leí por mero capricho, fue Wayward Pines de Blake Crouch. Inspiración central de la serie de televisión que daban por Fox hace unos cuantos años (que jamás llegué a mirar), esta novela es una especie de híbrido entre la novela de misterio tradicional y la ciencia ficción moderna. De hecho, el elemento de ciencia ficción se presenta recién al final del libro: durante la mayor parte de la lectura, el lector piensa que está leyendo una novela policial de misterio. Está protagonizada por un agente del servicio secreto de los EEUU que es encomendado a una misión clasificada en el idílico pueblo de Wayward Pines en Idaho y sufre un accidente automovilístico que lo deja en el hospital. Cuando despierta y recorre las calles de la ciudad, descubre que el pueblo oculta secretos muy oscuros bajo su superficie.

Las locuras de un millonario excéntrico

      Una de las experiencias de lectura más agradables que tuve este año fue con El Palacio de la Luna de Paul Auster. Contiene el característico estilo lírico y posmodernista del autor (la mayoría de sus libros se componen por fragmentos narrativos que eluden la estructura de una trama tradicional) pero quizás se trata de una de sus historias más logradas. Está protagonizada por un joven huérfano que es criado por un tío saxofonista pobre y termina siendo el asistente de un millonario excéntrico que pondrá a prueba su paciencia y su espíritu. Este hombre, un pintor desaparecido que obtuvo su fortuna a través de cuestionables métodos, usará a nuestro protagonista como instrumentista principal del plan para el final de su vida. Muy melancólico y entrañable, es un libro que por mucho tiempo quedará impregnado en mi memoria.

El melodrama, la ambición y los viejos pobres

      Pocos clásicos del siglo XIX permanecen frescos hasta el día de hoy. Sin embargo, Papá Goriot  de Honoré de Balzac trata algunos temas de carácter moral que siguen siendo muy trascendentes en la actualidad: la naturaleza del bien y el mal, los alcances de la ambición, la moralidad del sacrificio y sus efectos destructivos y la desesperación de las clases bajas que viven en medio de la modernidad urbana. El personaje titular, Papá Goriot, es un empresario fabricante de pastas retirado que ha sacrificado todo su dinero para el bienestar de sus hijas, casadas con aristócratas que han desconocido y desposeído al pobre viejo. Se habla mucho de la ingratitud, el crimen, las estafas y la maduración emocional en medio de las diferencias de clase. Una historia altamente melodramática, pero muy interesante y entretenida.


El extremismo ideológico, la infidelidad y el amor condicional

      Del autor que yo frecuentemente llamo “mi papi chulo literario”, Libertad es una novela que destaca dentro de la producción de Jonathan Franzen. Nos cuenta, como el escritor ya nos tiene acostumbrados, la historia de una familia a lo largo de muchos años. Básicamente se trata de una típica familia política estadounidense, con una madre privilegiada que vive afectada por los traumas del pasado, casada con un ambientalista ultra radical involucrado en la militancia política y dos hijos profundamente perturbados por sus diatribas personales. El tema central de la obra es la “Libertad” de la cultura estadounidense y las implicaciones de esta en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Se trata de un relato épico, altamente emocional y que juega un poco con la idea del triángulo amoroso adaptado al siglo XXI. Muy original e interesante, esta novela le valió a Franzen la tapa de la revista Times que lo enarboló como el “Gran Novelista Americano”.

De carnavales, jóvenes y brujos

      El que actualmente estoy leyendo es considerado el mejor libro del escritor argentino Adolfo Bioy Casares. El sueño de los héroes, protagonizado por el joven Emilio Gauna y ambientado en plena década de 1920, nos cuenta una historia de fantasía con todos los pormenores de la cultura porteña de la era dorada de nuestro país. Trata de un grupo de jóvenes que se involucran en un carnaval de juergas alentados por un misterioso personaje y cuyo protagonista termina enamorándose de la hija de un brujo que le hará conocer su mortalidad y la naturaleza del amor romántico. Aún no lo termino, pero lo estoy disfrutando bastante.

      En general, y pese a las terribles circunstancias que estamos viviendo, debo decir que mis lecturas del 2020 han sido todas positivas. He disfrutado de cada uno de los libros y tengo muchos otros que estoy ansioso por empezar antes de que termine el confinamiento.

      ¿Cómo van ustedes con sus lecturas? Cuéntenme en los comentarios :)


Quizás también te interese:

0 comentarios