Cómo crear un nicho de lectura

by - 08:00


      En nuestros tiempos modernos, con lo caótico de nuestros estilos de vida y el estrés de la carga laboral o educativa, tener una tarde o unos minutos para relajarnos es un lujo invaluable. Sentarse a leer un libro es una manera excelente de eliminar el estrés y estimular nuestra imaginación. Sin embargo, para disfrutar adecuadamente de la experiencia, nada mejor que contar en nuestro hogar con un sitio dedicado a la lectura. Si aún no tienes uno, aquí te dejo algunas ideas para crearlo, siempre readaptándolo a tus necesidades particulares.

Designá un lugar

      Un buen sitio para empezar son aquellos rinconcitos en tu hogar que no se usan demasiado. Puede ser una esquina de tu habitación, un costado del comedor, un pedazo de la cocina o hasta el final de un pasillo. Cualquiera sea tu elección, asegurate de que se trate de un sitio apropiado y sin distracciones para poder acurrucarte allí con un libro en tus momentos de ocio. 

Elegí un asiento

      Lo principal a tener en cuenta a la hora de realizar esta tarea es la comodidad. Dado que muchos de nosotros pasamos bastante tiempo enfrascados en la actividad de la lectura, acomodarnos en un sitio donde podamos descansar la espalda y el cuello es crucial para no terminar adoloridos después de una larga sesión de lectura. Podés escoger un sillón, una silla afelpada o hasta una montaña de almohadones para colocar sobre tu cama, lo importante es que te asegures estar cómodo a la hora de leer.

Planeá cómo organizar tus libros

      El siguiente paso es encontrar un sitio donde almacenar y exhibir todos tus libros. Estantes, estanterías, cajones y mesitas destinadas para este fin serán tus principales aliados a la hora de coleccionar tus objetos preciados de lectura.

Iluminá correctamente

      Para no dañar la vista a la hora de leer, es importante hacerlo con la suficiente iluminación. Sea que coloques tu nicho justo al lado de una ventana, utilices un velador o una lámpara de pie, asegurate de que tus páginas estén bien iluminadas para poder leer con facilidad y rapidez.

Hacelo acogedor

      Almohadones suaves, una manta para cubrirte del frío, una taza de café con leche y un par de velas aromáticas, etc. Ir un paso más allá para garantizar una velada agradable con tus libros hará la diferencia entre una simple tarde de lectura y una experiencia verdaderamente relajante. 

      Luego de seguir todos estos pasos, no queda más que disfrutar de tus tardes de lectura! :) 


Quizás también te interese:

0 comentarios