6 lecciones personales que aprendí en 2018

by - 08:00


    Espero que estén teniendo un muy feliz comienzo del 2019 :) Para iniciar este nuevo año de posibilidades, lecturas y proyectos, me gustaría hacer una pequeña reflexión acerca de lo que dejó el 2018 y de las lecciones que aprendí durante el último año. Fue un año muy duro para mí, pero con al menos unos aspectos positivos y, sin dudas, muchas oportunidades para reflexionar y mejorar. Espero que les guste.

1. Aún hay tiempo

      Cada día es una nueva oportunidad para mejorar y cambiar cosas que no te gustan sobre vos mismo. No hay que perderse mirando el ayer y admitir el fracaso, porque si estamos vivos y saludables, siempre existe la posibilidad de crear la vida que queremos, cambiar lo que no nos gusta y convertirnos en mejores personas. En lo personal, he cometido muchos errores y he desperdiciado mucho tiempo en hábitos destructivos o con personas tóxicas. Sin embargo, durante este año aprendí que siempre se puede comenzar de nuevo y es lo que intentaré hacer durante el 2019.

2.  La riqueza se crea lentamente

      Nada se hace de la noche a la mañana, y con el dinero sucede exactamente lo mismo. Dediqué una buena parte del 2018 a trabajar y ahorrar dinero para poder planificar mi futuro. No fue tarea facil, requirió de muchísimo esfuerzo personal y debí dejar de lado muchas otras cosas con las me hubiese encantado ocupar mi tiempo. Sin embargo, aceptar que la riqueza es algo que creamos lentamente, con cada granito de arena, es un excelente motivador para mantenernos enfocados en nuestras metas monetarias. Este año trataré de lanzar un proyecto online para tratar de hacer algo de dinero con todo el contenido literario que promuevo por la web. Espero que logre dar sus frutos :)

3. Tu camino va a cambiar en el proceso, y eso está bien

      Durante mi adolescencia soñé que dedicaría mis días a componer e interpretar música. Bajo esa creencia, hice la Licenciatura en Composición Musical. Estudié canto, piano y teoría musical. Trabajé muy duro a lo largo de siete años para perfeccionar mis capacidades musicales. Pero eventualmente lo abandoné. Me puse la meta de ser escritor (meta que voy encaminado a cumplir en el futuro), y este año haré (si todo sale bien) la Licenciatura en Marketing, para poder trabajar de lo que sostiene y enriquece nuestro ámbito digital. Mi camino fue cambiando en el proceso y, si bien eso siempre trae aparejado una ligera dosis de dolor, sufrimiento y melancolía, pienso que mi futuro es más luminoso ahora que tengo claro qué hacer con él.

4. Nada es permanente

      Amigos, familiares, situaciones y sentimientos. Todo se desvanece en las arenas del tiempo. Lo importante no es solo disfrutar del día a día y de lo que tenemos en el momento presente, sino también saber cuándo decir basta y cuándo separarnos de aquello que en algún momento de nuestras vidas llegamos a apreciar. En muchos sentidos, 2018 fue mi año de aprender a dejar atrás, y no lo considero como algo negativo.

5. No sos una víctima a menos que elijas serlo

      Quienes vivimos en países latinoamericanos tenemos muchas razones para victimizarnos: políticos saqueadores, pobreza, crisis económicas, falta de libertades y sociedades violentas y embrutecidas en todos sus ámbitos. Sin embargo, uno sólo es víctima de su entorno si decide serlo. Saber enfocarse en uno mismo, perseguir siempre la superación personal y sostener la creencia de que nuestros esfuerzos para garantizarnos un futuro mejor será el combustible esencial que nos permitirá salir adelante y alcanzar nuestras metas.

6. Somos más fuertes de lo que pensamos

      En la misma línea que el punto anterior, este 2018 aprendí a ser más fuerte, mucho más fuerte de lo que pensé que podía ser. Viví eventos traumáticos, situaciones límites y días altamente estresantes. Y sigo de pie, con ganas de continuar el trabajo que realizo a través de las redes y con mucho entusiasmo respecto a lo que este año podrá brindarme en lo personal. Nunca hay que bajar los brazos, porque siempre podremos sobrevivir.
 
 
      ¿Qué lecciones personales aprendieron durante el 2018? ¿Fue un año bueno o malo para ustedes? Déjenmelo en los comentarios :)
 

Quizás también te interese:

3 comentarios

  1. Mi año fue bastante malo y bueno, en parte. Descubrí que quiero dedicar parte de mi vida a la musica pero siento que estoy muy vieja para eso y que se me va la vida en soñar y tal vez nunca suceda. No quiero pensar en mi futuro tan cerca porque tuve muchisima ansiedad este año por culpa de mi futuro, ya te imaginarás. Encima mi familia no ayuda y pues en general lo malo superó lo bueno. Pero hubo cosas buenas, viajes, conocer mis sobrinos.. momentos bonitos que no olvidaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo el sentimiento. Yo hice la licenciatura en composición musical y aquí es casi imposible hacer algo con ello. Ahora estoy por entrar a estudiar Marketing, para tener algo práctico con lo cual contar como formación. Un abrazo!

      Eliminar
    2. SUper, yo al menos, ya quiero dedicarme a la traducción y la literatura, sin dejar delado mi amor por la música :)

      Eliminar