10 fantasmas de la literatura

by - 08:00

10+fantasmas+de+la+literatura

      ¿Qué es un fantasma? Esencialmente, es el espíritu de un ser vivo que trasciende los límites de la muerte. Hay muchas clases de fantasmas: los de la imaginación, los de los sueños, los de la literatura, y los el pasado o el futuro. El famoso escritor Barry Hannah solía decir que todas las historias son historias de fantasmas: algo embruja a las páginas de un relato y obliga al lector a girar las páginas para descubrir de qué se trata. La fascinación de escritores y lectores con los fantasmas tiene importantes precedentes históricos. Sea que se utilicen como generadores de una atmósfera de miedo, como metáfora o como una simple alegoría del pasado perdido, los fantasmas constituyen una parte importante del canon literario. Aquí he reunido una lista de diez fantasmas literarios que considero trascendentes.
  1. El padre de Hamlet (“Hamlet” de William Shakespeare). Inaugurando el arco argumentativo de una de las obras de teatro más importantes de la literatura occidental y cumbre de la producción de este genial autor, el padre de Hamlet (rey legítimo de Dinamarca)  se le aparece a su hijo en un cementerio para confesarle que fue víctima de una violenta muerte a manos de su hermano. Al implorarle a su hijo que vengue su asesinato, provocará en el joven Hamlet un dilema moral y una tortura psicológica sin precedentes en la literatura europea y, por supuesto, el núcleo de una obra de arte altamente influyente.
  2. Jessel y Quint ("Otra vuelta de tuerca" de Henry James). Esta novela corta del siglo XIX, controvertida desde su primera publicación, fue innovadora por presentarle al lector la posibilidad de múltiples interpretaciones (todas excluyentes entre sí). Nos narra la historia de una institutriz que debe cuidar de dos niños –Miles y Flora- en una antigua mansión donde descubrirá la constante presencia de los fantasmas de dos antiguos empleados: Miss Jessel y Peter Quint. La profundidad emocional del retrato de la protagonista y la naturaleza de las apariciones que la atormentan tendrán en vilo al lector, quien deberá decidir por sí mismo si los eventos son de una naturaleza sobrenatural o meramente psicológica.
  3. La dama de negro (“La dama de negro” de Susan Hill). Esta novela gótica de terror nos cuenta la historia de un misterioso espectro que acecha un pequeño pueblo inglés sirviendo como presagio de la muerte de los niños. Tal y como lo señala el título de la novela, aparece encarnado en la forma de una mujer vestida de negro. El relato destaca principalmente por su atmósfera oscura y por el modo anticuado de su narración, que muchos lectores apreciaran especialmente.
  4. Los espíritus de la casa (“La casa encantada” de Shirley Jackson). Considerada la mejor novela de fantasmas del siglo XX y alabada por grandes escritores de terror (incluido el propio Stephen King), La casa encantada nos presenta un relato de un grupo de jóvenes que deciden participar de un experimento paranormal en una casa embrujada. El terror que allí se desatará, cargado de sutilezas y espíritus malignos, logrará reinventar un género que ya se hallaba en terapia intensiva en el momento en que Shirley Jackson decidió abordarlo.
  5. El espíritu de la mansion (“El Castillo de Otranto” de Horace Walpole). A pesar de que muchos de sus elementos resultan anacrónicos en la actualidad, El castillo de Otranto es significativa por tratarse de la primera novela gótica. Concebida como una narración medieval, nos cuenta la historia de una familia que usurpa el trono real en un castillo donde una sucesión de eventos sobrenaturales cambiarán el rumbo de los acontecimientos. Cargado de violencia implícita, mucha de la cual ocurre afuera de las páginas de la narración, esta historia es un melodrama Shakespeareano con una ambientación oscura y macabra. Perfecto para iniciar una larga y fructífera tradición literaria.
  6. Los 3 fantasmas de las navidades (“Cuento de Navidad” de Charles Dickens). Aquí no nos referimos ya a un relato siniestro o terrorífico, sino a uno de los cuentos navideños más influyentes de la literatura del siglo XIX en manos de uno de los grandes autores de la era victoriana: Charles Dickens. La obra está protagonizada por Ebenezer Scrooge, un banquero malintencionado que es educado por las apariciones acerca del verdadero significado de la navidad. Con subtemas claramente socialistas, esta obra de ficción ha quedado inmortalizada como uno de los clásicos de la literatura universal.
  7. El fantasma de la estancia (“El Fantasma de Canterville” de Oscar Wilde). En esta obra de teatro de intenciones satíricas, Oscar Wilde nos trae el caso de un fantasma que intenta aterrorizar a los nuevos inquilinos de Canterville Chase, quienes al mismo tiempo se rehúsan a ser asustados por su presencia. Una inversión asombrosa de los clichés de la literatura gótica, esta pieza literaria continúa siendo leída y estudiada con gran interés por todo el mundo.
  8. La aparición de Mr. Reed (“Jane Eyre” de Charlotte Brontë). Este clásico del siglo XIX suele ser reconocido como una de las grandes obras literarias de la era victoriana. Sin embargo, pocos se refieren a él como una novela gótica. Y eso es esencialmente lo que es. El elemento sobrenatural juega un rol central en la construcción de esta historia, pero suele aparecer de manera secundaria y sutil. Uno de los ejemplos más emblemáticos ocurre durante la niñez de Jane, cuando es forzada a permanecer a oscuras en la habitación donde murió su tío, sitio donde será testigo de una fuerza sobrenatural ante la cual no encontrará explicación alguna.
  9. El jinete sin cabeza (“La leyenda de Sleepy Hollow” de Washington Irving). La película inspirada en este relato ha logrado popularizar esta historia más allá de los límites de la literatura. Sin embargo, este cuento del gran maestro del relato corto americano destaca por su atmósfera gótica y su exagerada estilización. Cuenta la historia de un ex soldado que perdió su cabeza durante una batalla militar y que ha regresado al mundo de los vivos para aterrorizar a los habitantes del pequeño pueblo de Sleepy Hollow.
  10. Lasher (“Las vidas de las brujas de Mayfair” de Anne Rice). El antagonista de esta genial trilogía de novelas góticas modernas, Lasher es un fantasma cruel y sanginario y es capaz de asesinar a quien se cruce en su camino para conseguir su objetivo final: regresar al mundo de los vivos y recuperar su poder ancestral.
      Esos fueron sólo algunos de los fantasmas que acechan en las páginas de los libros de ficción. Espero que se animen a leer algunos de estos libros, ya que Halloween es una época especial para las historias de fantasmas :)

10+fantasmas+de+la+literatura

Quizás también te interese:

0 comentarios