La ciencia ficción Steampunk

by - 08:00

Boneshaker+cherrie+priest+ciencia+ficcion+steampunk

      Uno de los subgéneros más interesantes de la Ciencia Ficción es el de la Ficción Steampunk. Y una novela moderna que quizás ilustra a la perfección muchas de sus virtudes es “Boneshaker” de Cherrie Priest. Esta obra juvenil, ganadora del premio Locus y nominada al Hugo y al Nebula, es una pequeña joya literaria apta para todo tipo de lectores.
      El género de la ciencia ficción steampunk (“steam” = vapor) surgió durante la década de 1980 como desprendimiento de la ficción especulativa que estaba en auge en aquel momento. Algo que caracteriza su estética es la inclusión de tecnologías anacrónicas o futuristas –particularmente propulsadas a vapor- en un contexto victoriano o eduardiano plasmado en la cultura, el arte, la vestimenta y la arquitectura. En esencia, nos presenta un universo plagado de ucronías (es decir, reconstrucciones históricas que se basan en hechos posibles pero que no se han desarrollado realmente) con cierta predilección por elementos retrofuturistas que nos plantean una mirada positivista hacia la tecnología y los avances vertiginosos de la Revolución Industrial. Inspirada en la ficción de Julio Verne, H. G. Wells, Mary Shelley, Conan Doyle y otros escritores de la época en que se ambienta, la literatura steampunk desarrolla universos donde las sociedades se han desviado del curso histórico y han rechazado la electrónica y los biocombustibles modernos para mantenerse en el uso fundamental del vapor y la combustión del carbón. Algunos escritores pioneros del género fueron K. W. Jeters (el inventor del término), Tim Powers y James Blaylock.

Boneshaker+cherrie+priest+ciencia+ficcion+steampunk

      “Boneshaker” pertenece al género y fue escrito con la intención de servir como un Opus Magnum del movimiento para las nuevas generaciones. Está ambientada en el período posterior a la Guerra Civil Americana. Un grupo de inversores Rusos motivados por la Fiebre del Oro de Klondike le encargan al científico Leviticus Blue la invención de una máquina que les permita minar a través del denso hielo de Alaska. El taladro resultante, apodado “Boneshaker”, termina destruyendo grandes partes de Seattle y liberando un gas que mata a las personas y las transforma en zombies, desprestigiando para siempre dicha invención y logrando que su creador se desvanezca de la escena. El núcleo de la historia se desarrolla dieciséis años después, cuando la esposa e hijo de Leviticus Blue (Briar y Zeke) intentan sobrevivir en la pobreza, el desprestigio y la ignominia en que los ha dejado el desaparecido hombre. El joven Zeke se embarca entonces en una cruzada secreta que lo llevará detrás del gran muro que rodea la tóxica y desvastada urbe donde ocurrió la tragedia. Allí se encontrará con una ciudad fantasmal, repleta de zombies, piratas del zepelín, guerrilleros y traficantes de todo tipo. La mitad de la novela se desarrolla en un constante péndulo entre las aventuras del muchacho y la carrera desesperada de su madre por intentar rescatarlo. La segunda parte los muestra a ambos en el corazón de la ciudad, enfrentándose a revelaciones inesperadas que resignificarán su presente y su pasado de manera irreversible.
      Si bien la novela no se aleja demasiado de las convenciones de la literatura juvenil contemporánea, sobresale por su original ambientación, su sentido de aventura -que logra que el lector pase rápidamente las páginas sin perder el interés- y su estructura cuidadosamente pulida. La prosa es simple y en algunas partes peca de superficial, pero de todos modos me parece una novela genial para introducirse en este subgénero tan particular de la ciencia ficción. Es una lectura ligera, sumamente entretenida y altamente recomendable. Tengo entendido de que se trata de la primera parte de una saga de múltiples títulos, pero “Boneshaker” es el único que se ha publicado en español y, francamente, se trata de un libro conclusivo que no deja cabos sueltos. Es decir, se puede leer por sí solo sin necesidad de continuar con los demás títulos.
      Una de las cosas que más aprecio en novelas de este tipo es la construcción de mundos verídicos y creíbles. Cherrie Priest logra imaginar un universo fascinante, con personajes utilitarios pero bien desarrollados y un sentido de la adrenalina muy respetable. En el futuro planeo continuar leyendo libros de este subgénero para compararlos y analizarlos. Particularmente aquellos de ficción adulta.
      ¿Han leído “Boneshaker”? ¿Qué les ha parecido? ¿Conocen otros títulos de la literatura Steampunk que les hayan parecido valiosos? Déjenmelo en los comentarios :)

Boneshaker+cherrie+priest+ciencia+ficcion+steampunk

Quizás también te interese:

0 comentarios