Ficción literaria vs. Ficción de género

by - 08:00

ficcion+literaria+vs+ficcion+de+genero
      Una discusión que suele desvelar tanto a los escritores como al mundo editorial es aquella que concierne a la “ficción literaria” y su relación con lo que solemos llamar “ficción de género”. Ambas categorías, creadas por el mercado literario y avaladas por la crítica y el comportamiento de los consumidores, se basan en las características propias de los cientos de obras de ficción que se publican cada año. Si bien, en lo personal, suelo consumir ambos tipos de literatura con bastante regularidad, me interesaba hablarles un poco sobre esta distinción y las implicaciones de utilizar estos términos, sobre todo para aquellos que no están familiarizados con ellos.
      Podríamos definir a la “ficción de género” como aquella pieza literaria inscripta en una determinada tradición estética, que subscribe a convenciones establecidas por cientos de escritores precedentes, sigue una narrativa lineal y tiene como fin primordial entretener a sus lectores. Géneros como el terror, el policial, la ciencia ficción, la fantasía, el western, la novela romántica y la novela negra son algunos de los exponentes más comunes de este tipo de literatura. Algunas de las características particulares de la ficción de género son: se centra en el desarrollo de una trama rígidamente construida (a veces con segmentos argumentales bien marcados), presenta una prosa sencilla y fácil de digerir, introduce personajes que cumplen un rol utilitario dentro de la narración y busca ser accesible para el público masivo. Tiene fórmulas propias que identifican fácilmente a una historia como perteneciente a su respectivo género. Algo que define a este tipo de narraciones es que el avance de la historia está impulsado por elementos externos, situacionales u obstáculos a superar, que influyen en las acciones de los personajes. Escritores como H. P. Lovecraft, Stephen King, Anne Rice, J. K. Rowling, Brandon Sanderson, George Martin, Joe Hill, Stephanie Meyer, Ken Follet, Graham Greene y Danielle Steele son conocidos representantes de la ficción de género.
     Por el contrario, la “ficción literaria” es aquella que huye de las formas y las estructuras tradicionales (a veces utiliza narración no lineal o de tipo experimental), está más centrada en el desarrollo de los personajes que en la construcción de su trama (la misma puede ser sutil o casi inexistente), presenta una prosa más estilizada y depurada (en ocasiones llamada “prosa poética”), está marcada por una omnipresente cualidad introspectiva o reflexiva y tiene la ambición de invocar el debate de ideas –políticas o filosóficas- en base a una perspectiva del mundo única e individual. Generalmente se trata de ficción que apela a un determinado nicho de lectores -excluyendo consecuentemente al público masivo- y no siempre es accesible o fácil de leer. Algo que define a este tipo de narraciones es que el avance de la historia está impulsado por elementos internos, de maduración personal o de revelación interior, que influyen en las acciones de los personajes. Escritores como Virginia Woolf, Ernest Hemingway, Jonathan Franzen, Margaret Atwood, Joyce Carol Oates, Julio Cortázar, Don DeLillo, Paul Auster, Haruki Murakami y Kazuo Ishiguro son conocidos representantes de la ficción literaria.
      Si bien esta división continúa vigente hasta el día de hoy –promovida por las mismas editoriales, las cuales incluso publican sus libros con portadas especiales según pertenezcan a una u otra categoría-, muchos escritores han experimentado con amalgamar ambos tipos de ficción. Es cierto que existen algunos lectores elitistas que suelen rechazar a la ficción de género como literatura que no merece mérito alguno. Dicha visión tiende a estar influenciada por el hecho de que la mayoría de los premios literarios “de prestigio” (Nobel, Pullitzer, Man Booker, Pen/Faulkner, etc.) están orientados de manera exclusiva a la ficción literaria. Sin embargo, también es cierto que la gran mayoría de lectores –nos alcanza con echar un vistazo a la lista anual de libros más vendidos- eligen con especial cariño las obras de género para disfrutar su tiempo libre. Las mismas suelen transformarse en best-sellers con asombrosa rapidez.
ficcion+literaria+vs+ficcion+de+genero
      Sin embargo, esta división no es fija ni ha existido desde siempre. Es un producto del modernismo, de la compleja relación entre el escritor, el mercado y el público lector, a partir de la industrialización y el progreso tecnológico de las sociedades. En 1719, cuando Robinson Crusoe apareció, muchos consideraban a “la novela” en sí misma como un género propio. Esta visión la contrastaba con otros tipos de escritos en prosa como los dramas históricos, las biografías, los tratados políticos, los sermones y los testimonios de viajes a tierras lejanas. Lo que distinguía a “la novela” de dichos géneros era la manera exacerbada en que ostentaba su propia ficcionalidad. Todo esto empezó a cambiar a fines del siglo XIX, cuando la novela empezó a engullirse a todos aquellos estilos para dominar por completo el mercado literario: en 1864 se publicó “Viaje al centro de la Tierra” de Julio Verne, en 1887 “Estudio en Escarlata” de Sir Arthur Conan Doyle –la primera obra que introdujo a Sherlock Holmes-, en 1887 “Drácula” de Bram Stoker, y así sucesivamente. Podemos considerar a este proceso como el momento de especialización de la novela. Dicha transformación terminó cambiando irreversiblemente el panorama de la literatura moderna.
     Ya para los años ’20, la novela había adquirido una serie de convenciones recurrentes, una repetitiva y sentimental estilización que comenzaba a volverse cliché. Como acto de reacción y rebeldía, muchos escritores empezaron a romper con aquellos cánones tradicionales –proceso similar al que se dio en las artes plásticas y la música- y crearon un nuevo tipo de literatura: aquella centrada en la intimidad introspectiva, la privacidad y la incomunicación. Estos nuevos libros hablaban sobre individuos y, en consecuencia, debían ser interpretados de manera individual. Y mientras otros escritores siguieron componiendo obras según los cánones establecidos, ellos continuaron experimentando y llevando al arte literario hasta límites insospechados. Por lo tanto, las editoriales se vieron obligadas a separar al primer grupo de escritores del segundo, con el mero fin de poder orientar mejor al público lector sobre qué tipo de literatura estaría consumiendo al buscar entre los estantes de las librerías. De allí surgieron las categorías de “ficción literaria” y “ficción de género” que utilizan la gran mayoría de las editoriales de hoy. Si no me creen, vayan a ver el catálogo de cualquier gran editorial.
      En lo personal, considero que el siglo XXI nos deparará la extinción de estas dos categorías. Viendo a tantos escritores “literarios” experimentando con elementos “de género” –Ishiguro con la ciencia ficción en “Nunca Me Abandones” o con la fantasía en “El Gigante Enterrado”, Colson Whitehead con los zombies en “Zona Uno”, etc.- o tantos escritores “de género” probando lucirse con narrativas no tradicionales, creo que ambas clasificaciones terminarán quedando obsoletas. El elitismo de algunos autores y lectores de considerar superior a todo aquello que lleve la etiqueta "literario" -sobre todo en el ámbito de la crítica- es realmente vergonzoso. Lo que nos ha demostrado el mercado editorial –bajo su ley más democratizadora: la de la oferta y la demanda- es que las masas están dispuestas a consumir ambos tipos de literatura si el escritor es bueno y su historia vale la pena. Quizás sea finalmente hora de romper prejuicios y dejar de segmentar a los creadores de ficción bajo categorías tan arbitrarias.
      ¿Qué tipo de libros abundan más en tu estantería: los de ficción literaria o de ficción de género? ¿Qué pensás de esta distinción? ¿Creés que sigue teniendo validez o, como yo, pensás que cada vez quedará más obsoleta? Dejamelo en los comentarios :)
ficcion+literaria+vs+ficcion+de+genero

Quizás también te interese:

2 comentarios

  1. Yo disfruto de ambos aunque en mayor parte de la ficción literaria. Aunque no sabía la distinción.
    sólo intento saber como está clasificado un libro cuando me ha gustado para buscar similares.
    Me ha gustado mucho como lo has explicado, sufro mucho con aquellos que se creen superiores por leer sólo ficción literaria, hay tantas joyas que se pierden.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado :) En hispanoamérica no se usan tanto estos términos entre lectores como en países lengua inglesa, pero aún así las editoriales los emplean en sus catálogos. Mi objetivo de este año es diversificar cada vez más mis lecturas. Un abrazo!

      Borrar