Recetas fáciles para la cena de Halloween

by - 08:00

recetas+faciles+para+la+cena+de+halloween
      La noche del 31 de octubre es ideal para mirar películas de miedo, leer historias de terror y envolverse de la cabeza a los pies de puro gusto macabro. Sin embargo, también es una noche para los amigos y los festejos cálidos y entretenidos. Si están pensando tener una cena de Halloween con amigos o familiares, aquí les dejo una lista de recetas sencillas y rápidas que pueden preparar para sorprenderlos. Son todas de comidas temáticas que pueden convertirse puntos de conversación interesantes y divertidos. Ya las he preparado muchas veces y, si ustedes también tienen pensado hacerlo, háganme saber qué tal les salieron.

      Esqueleto vegano
      Ya que muchas de las comidas están preparadas con productos animales, la primera de mis recetas va dedicada específicamente a mis lectores veganos. Se trata de un esqueleto de vegetales y hummus. Para armarlo como aparece en la foto, utilicé zanahorias y pimientos rojos, pero pueden usar cualquier verdura crocante (el apio es otra buena opción). Básicamente se consigue empleando pequeñas dosis de hummus para la cabeza, la pelvis y las manos –si no consiguen hummus ya envasado, lo preparan procesando garbanzos, aceite, mucho jugo de limón, sal y pimentón hasta obtener una pasta homogénea y de textura untable- y cortando las verduras a lo largo para componer el resto del esqueleto. Los ojos, la nariz y los agujeros en la pelvis se los hice con aceitunas descarozadas y fileteadas (suelen venir ya preparadas de esta manera). Se come untando las verduras en el hummus. Lo interesante de esta receta es que, ajustando el tamaño de tu esqueleto, podés hacerlo como porción individual o para alimentar a muchas personas. Eso sí: tengan muchos huesitos de verduras preparados porque se acaban rápido  ^.^


      Momias zombies
      Aquí no hay mucho truco. Son las pizzetas tradicionales que todos conocemos. Se hacen con masa de pizza, salsa y queso. Nada del otro mundo. La clave está en la manera en que se disponen los ingredientes para lograr la apariencia espeluznante: deben cortar el queso en tiras delgadas y entrecruzarlas como si fueran vendajes, dejando un pequeño huequito para los ojos. Dado que al derretirse el queso se expande, no les recomiendo utilizar más de cuatro o cinco tiras por “momia”. Eso sí, una vez que salen del horno, así se sirven. ¡Ni se les ocurra ponerse a repartir el queso sobre la pizzeta! Los ojos, al igual que en la receta anterior, los hice con aceitunas negras descarozadas y fileteadas.


      Gusanos intestinales
      Aunque el nombre y la apariencia de este platillo sea repugnante, no se trata de otra cosa que las tradicionales salchichas con salsa que son tan típicas en los cumpleaños infantiles. Lo original aquí no es la preparación de la salsa (puede ser un tuco o cualquier salsa roja que ustedes prefieran) sino en la manera en que se preparan las salchichas. Para conseguir la apariencia realista de gusanos, deben cortar las salchichas a lo largo –mientras aún están crudas- en ocho porciones cada una. Es decir, parten la salchicha a la mitad, cortan cada una de esas mitades a la mitad y vuelven a hacer lo mismo con cada cuarto hasta obtener las ocho porciones. Les van a quedar hiper delgadas, pero cuando las pongan en el agua hirviendo se van a hinchar y curvar adquiriendo la forma de gusanos rosaditos. No las cocinen en exceso para que no se deshagan en el agua, sáquenlas apenas se curven. Luego le echan la salsa caliente y ya quedan listas para servir. No se las devoren en grandes cantidades. ¡No querrán que les crezcan gusanos en los intestinos!


      Vomito verde con huesos putrefactos
      Más allá de la denominación, la primera vez que me topé con esta receta me sonó extraña y poco apetitosa. Quizás a ustedes les pase algo similar al leerla ahora. Sin embargo, les recomiendo altamente que la prueben. Es una de mis entradas favoritas y, hasta la fecha, cada vez que la sirvo nadie deja resto alguno en su plato. Se lo devora fácil porque es sencillamente delicioso. Hay que procesar en partes iguales puré de palta –en algunos países le llaman aguacate- con aceitunas negras descarozadas, de esas que vienen en salmuera (¡las arrugaditas no sirven para esta receta!). Pueden usar las verdes también, pero las negras son las que le dan ese color oscuro y repulsivo. A esta preparación, agréguenle el jugo de una naranja. Sí, como escucharon, una naranja. Para aderezarlo, lleva sal, pimienta y una pizca de romero seco. La combinación de estos ingredientes puede parecer un poco extravagante, pero se complementan bastante bien entre ellos. Para culminar, deben tener a mano una buena dosis de huesitos: pueden ser grisines saborizados con hierbas o largas tiras de pan de orégano.


      Pumpkin Spice Pie: Tarta de calabaza de Halloween
      Esta tarta es un clásico del 31 de octubre. Uno de mis postres favoritos, tengo una receta completa dedicada a él en mi blog, a la que pueden acceder haciendo click aquí. Es ya más elaborada que el resto y requiere cierto tiempo y esfuerzo, pero vale totalmente la pena. Es una verdadera delicia para el paladar y no puedo dejar de alentarlos a que la prueben. ¡No se van a arrepentir!

      Verán que en la mayoría de las recetas no hable de cantidades ni de medidas. Es porque muchas las hago a ojo y porque, además, la noche del 31 de octubre es un buen momento para experimentar con sabores y métodos de cocina.

      Espero que les haya gustado. Ojalá les sirva para saborizar mejor su fiesta de Halloween :)

Quizás también te interese:

1 comentarios

  1. Las recetas faciles de hacer siempre he dicho que la tiene este blog. Ahora viene con una buena receta para disfrutar el día de los muertos. Pues que bueno me gusto mucho mas el adorno que la propia receta. Claro que esta que no hay que pasar la facilidad y sobre todo que sabes que va a quedar genial.

    ResponderEliminar