7 mansiones / castillos de la literatura

by - 08:00

7+mansiones+castillos+de+la+literatura

      Desde el primer gran boom de la literatura gótica, hace más de trescientos años, la idea de enormes castillos y grandes mansiones ha circulado por la literatura occidental casi de manera ininterrumpida. Sea para deslumbrarnos con su opulencia y su exquisita riqueza o para crear una atmósfera de misterio y opresión, algunas de estas grandes edificaciones se han transformado en personajes propios que respiran y nos hablan a través de las páginas. Muchas, incluso, se han vuelto tan icónicas como las historias que las imaginaron por primera vez. Aquí les dejo algunas mansiones y castillos, salidos de libros que leí en el pasado y que han permanecido vigentes en mi memoria durante mucho tiempo.

      1- La Casa de Usher – Edgar Allan Poe
      La casa que le da título a este relato –“El hundimiento de la Casa de Usher”- es caracterizada por nuestro narrador de la siguiente manera: “No sé cómo sucedió; pero, a la primera ojeada sobre el edificio, una sensación de insufrible tristeza penetró en mi espíritu”. Desde la apertura del cuento, Poe nos empapa del misterio, el poder y la infinita melancolía que rodean a esta mansión carcomida por los años y la naturaleza. Será el escenario final de un escalofriante relato de terror. Con el tiempo, esta historia ha llegado a transformarse en una de las más trascendentes del genio del terror norteamericano. Si no lo han leído, queda super recomendado.

      2- El castillo de Ligeia – Edgar Allan Poe
     Si existe una definición de castillo tétrico por excelencia, ese debería ser el que aparece en el cuento “Ligeia” de Edgar Allan Poe. Esta narración, mi favorita personal del autor, nos ilustra la locura de un protagonista anónimo que se enamora de una misteriosa mujer llamada Ligeia, cuya voluntad de vivir es tan fuerte que es capaz de superar la muerte. El hombre, loco de amor, construye un castillo para su segunda esposa, de estilo semigótico y semidruídico, con una estancia central donde se desencadenará el más infame horror. La estancia, de estilo árabe, está decorada con otomanas, candelabros dorados, lechos de ébano, paredes de piedra, tapetes murales y hasta una gran ventana en forma de luna de Venecia. Un lugar verdaderamente encantador, excepto por los sucesos sobrenaturales que ocurren dentro de sus muros.

      3- La Mansión de la familia Mayfair – Anne Rice
      No es ningún secreto que a Anne Rice le fascinan las grandes mansiones. Acostumbrada a la vida en los altos barrios de Nueva Orleans, ella misma ha sido dueña y residente de muchas. La que se describe en esta novela está basada en una de las casas de la infancia que más quedaron grabadas en la memoria de la autora. Con sus paredones ocultos trans porches y columnas griegas, su arquitectura delicadamente victoriana de toque colonial y su decoración antigua, la gran mansión de la familia Mayfair –una familia de brujas cuyos inicios se remontan hasta la Edad Media en Europa- ha quedado inmortalizada en la mente de millones de lectores a lo largo y a lo ancho del mundo.

       4- El Castillo de Otranto – Horace Walpole
     Escrita durante el siglo XVIII y publicada como manuscrito medieval verídico hallado por el autor, esta pequeña narración fue la primera novela gótica de la historia. Centrada en un drama medieval de tradición Shakespeareana, Walpole nos ilustra un siniestro castillo, plagado de fantasmas, apariciones, gigantes y sonidos de ultratumba donde se desencadenará una tragedia tras otra. Es una lectura corta e interesante.

      5- La casa de los siete tejados – Nathaniel Hawthorne
     La mansión central de este relato es la casa maldita por excelencia. Construida por un terrateniente norteamericano que trató de deshacerse de los pueblos indígenas para apropiarse del terreno donde se erigieron sus cimientos, fue víctima de una terrible maldición por parte de un hechicero que peleó a muerte contra su dueño. Tanto el coronel Pyncheon, como su vastos descendientes que habitaron la mansión, sufrieron innumerables infortunios y tragedias durante el siglo posterior, debido a dicha maldición. Descrita con una prosa exquisita –tanto en su etapa de esplendor como en su decadencia-, la casa de los siete tejados permanece hasta el día de hoy como una de las mansiones más icónicas de la historia de la literatura.

       6- Manderley – Daphne du Maurier
     ¿Qué decir de Manderley, la estancia de “Rebecca” de Daphne du Maurier? La mansión perteneciente a la familia De Winter, descubierta por el lector al mismo tiempo que por la protagonista –la segunda esposa de su dueño, el Señor Maxim de Winter - es casi el personaje central de la narración. Pocas veces una construcción material juega un papel tan central en una narración como en el caso de Rebecca. Con sus sirvientes aterradores, su opresiva omnipresencia, sus enormes e interminables cuartos, sus pasadizos secretos y su opulencia sin límites, Manderley es una de las mansiones más importantes de la literatura gótica. De hecho, Rebecca es considerada por muchos como la novela gótica más importante del siglo XX. Si no han leído esta genial novela, ¿qué están esperando?

      7- El castillo de Dracula – Bram Stoker
     Pocos castillos ficcionales han gozado de tanta fama y perdurabilidad como el castillo del Conde Drácula. La novela de Bram Stoker, que se ha transformado en un clásico de la literatura de horror, comienza con el viaje del joven Jonathan Harker hacia una abadía perdida en medio de los montes Cárpatos –en Transilvania- donde habita el misterioso conde Drácula. Esta historia de vampiros está plagada de sacrificios, sangre y muerte. Los muros de piedra del castillo, llenos de cuartos prohibidos y salones desiertos iluminados por la luna, proveen la atmósfera perfecta para una de las historias de terror más impactantes de su tiempo. Absolutamente recomendado.

     Espero que les haya gustado :) Si conocen otros, déjenmelos en los comentarios!

Quizás también te interese:

3 comentarios

  1. Rodrigo:

    Está también el Castillo de If, el cual no pertenece al género gótico pero si es parte de una de las novelas más famosas de la literatura: "El Conde de Montecristo".

    Muy buen post, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Por desgracia todavía no he podido leer a Dumas. Es uno de esos autores que siempre tengo pendientes y todavía no he llegado a empezar sus libros. Un abrazo!

      Eliminar
    2. asi es el castilo de If vino a mi mente tambien.

      Eliminar