Lo que me gusta del minimalismo

by - 01:56

lo+que+me+gusta+del+minimalismo

     El minimalismo está hoy más en boga que nunca. Lo que comenzó como un movimiento estético para transformarse en un fenómeno cultural y luego en un estilo de vida, atrae cada día a más y más personas a lo largo y ancho del mundo. Si bien es cierto que resulta un poco polémico utilizar el término de igual manera para las artes plásticas que para las nuevas tendencias populares y fashionistas –pues designa en ambos casos a cosas muy distintas-, voy a centrarme más en el minimalismo como estilo de vida, aunque también hablaré un poco sobre la estética visual. Es un tema que pienso tratar más a fondo en próximas entradas de este blog.
     Si tuviese que definir el minimalismo a mi manera (tarea complicada, ya que significa distintas cosas para distintas personas), diría que es una filosofía de vida que se basa en la idea de quitarle peso y significado a los objetos materiales.
     En una cultura posmoderna que muy fácilmente puede derivar en el consumismo y en la idea de que “necesitamos” poseer cierta cantidad o tipo de objetos para ser personas valiosas –un auto, una casa, un celular último modelo-, el minimalismo funciona como una suerte de aire fresco para atreverte a buscar mayor libertad. ¿Libertad de qué? Del miedo, las preocupaciones, la culpa. Todo lo que se asocia a las presiones de pertenecer a una sociedad que sobredimensiona la importancia de los objetos y las posesiones.
     No voy a relatar mi experiencia personal con el minimalismo, ni los detalles de mi camino, ni cómo exactamente llegué a adoptar esta filosofía (lo reservo para una entrada futura!). Sin embargo, sí me gustaría aclarar –por si alguno se confunde- que nada de esto significa que existe algo malo con el hecho de poseer objetos materiales (amo el capitalismo tanto como el minimalismo y creo que el dinero es algo hermoso). El problema surge cuando le damos tanto significado a nuestras posesiones que terminamos descuidando la salud, las relaciones personales y nuestras pasiones, metas y objetivos.
     El minimalismo busca eliminar las distracciones –desprendiéndote de lo innecesario en todas las áreas de tu vida- para descubrir y centrarte en aquello que realmente te importa. Básicamente, eliminar los excesos.
     Dicho esto, me gustaría hablar de algunas de las cosas que he llegado a apreciar durante este camino:

     La estética. Desde hace tiempo –y podrán ser testigos de ello en mi blog y en mi canal de youtube-, vengo entreteniendo la idea de adoptar la estética minimalista. Monocromática, atrevida, simple y elegante, el blanco-negro y las tipografías impactantes contienen –en mi opinión- una belleza intrínseca muy equilibrada. Lo mismo puede decirse de la moda y la vestimenta. He descubierto que el look monocromático nunca pierde su vigencia ni su elegancia.
     Mejor uso del tiempo. Al eliminar las distracciones y pasatiempos innecesarios, he sido capaz de concentrar todas mis energías en aquello que más amo: escribir, redactar, diseñar, leer, reseñar, etc. He aprendido a organizar mi tiempo de la manera más efectiva para alcanzar el mayor grado de productividad posible. Todavía estoy aprendiendo a mejorar –como con todo- algunas áreas de mi vida, pero el minimalismo me ha ayudado mucho a emplear el tiempo de un modo más provechoso.
     Volver a respirar. Cuando comenzás a deshacerte de cosas y chucherías acumuladas durante años en cajones, placares, cajas, etc. abrís más espacio en tu vida para aquello que es realmente importante. Además, al eliminar cosas de tu pasado a las que te estabas aferrando sin motivo racional, te liberás de las cargas que solían estresarte.
     Mayor concentración. Si estás preocupado todo el tiempo por mantener y pagar por una multitud de cosas innecesarias, tu concentración se vuelve difusa y zigzagueante. ¿Cómo liberarte de la preocupación de tener que comprar, guardar y almacenar constantemente cosas que NO necesitás? Eliminalas y punto. Tu capacidad de concentración se va a duplicar.
     Más dinero. No hace falta aclarar mucho, ya que responde a la lógica simple: mientras más te deshacés de los lujos fortuitos que solías darte sin razón alguna, más dinero te queda en el bolsillo al final del mes. Menos gastos = más ahorro. Soluciones económicas.
     Encontrar tu pasión. Al suprimir el ruido y las distracciones a tu alrededor, el tiempo y el espacio que se libera en tu vida te permite enfocar tus energías en encontrar aquello que realmente te apasiona. Muchas veces, las personas que emprenden este camino acaban dándose cuenta de que estaban tan enfrascados en poseer y acumular cosas, que al eliminar todo aquello se encuentran con un vacío muy grande. Yo lo veo más como una oportunidad para descubrir tu verdadera vocación, tu pasión y tu objetivo.
     
     El minimalismo no se basa solamente en la eliminación de objetos materiales. Lo mismo se puede aplicar a la vida profesional, a las relaciones interpersonales, a las metas, pasatiempos, etc. Podría extenderme y profundizar al respecto, pero tengo mucho sueño xD Sólo deseaba hacer algunas breves reflexiones. 

     Si compartís esta visión o te gustaría agregar tus perspectivas, te invito a que comentes aquí abajo :)

Quizás también te interese:

2 comentarios

  1. Me gustaron mucho tus reflexiones! lo primero que asocie cuando leí el titulo era desde el punto de vista estético, justo el que pusiste primero, pero esta bueno eso de verlo como una filosofía de vida también, de deshacernos de lo que no necesitamos, incluso de hasta cosas mentales, por que no? tendríamos menos en que pensar y que nos consumen tiempo, tendría que ponerlo mas en practica la verdad :s, igual es verdad que esta bueno gastar y tener cosas, tampoco vamos a vivir en una cueva, yo antes era mas de no gastar, pero en los últimos años me di cuenta de una cosa, para que quiero tener la plata guardada? mejor gastarla y si tenes ganas de algo, lo compras y listo! esto de deshacerme de cosas lo empece el verano pasado con los libros, vendi muchos que no iba a volver a leer y por suerte no me costo (igual tengo unos cuantos que ni loco los doy >:p) aun asi tengo muchísimas cosas que ya no uso y que tendría que ver que hacer, generalmente cuando tengo vacaciones hago una limpieza a fondo y después siento un alivioo jajaj debe funcionar, Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente :P Lo bueno de andar liger es a la hora de hacer mudanzas y viajes. Además el mantenimiento. Saludos!!

      Eliminar