Receta halloweenesca: Tarta de calabaza

by - 00:15

Recomendaciones+pumpkin+spice+pie+halloween

     La tarta de calabaza es el postre Halloweenesco por excelencia. Tradicional delicadeza europea que acabó asociándose a esta fiesta y a todas las fiestas otoñales a lo largo y a lo ancho del mundo, es una verdadera delicia para el paladar. Se puede comer tibia, recién salida del horno, o fría. Acompañada por una buena taza de café es inmejorable. Les dejo la receta estandarizada tradicional, si quieren pueden agregar algún ingrediente pero traten de no suprimir nada porque aquí está lo esencial :P 

     Herramientas 
  • 1 procesadora (puede ser de taza o de mano, la que ustedes tengan. Es para procesar el relleno hasta hacerlo puré) 
  • 1 palo de amasar 
  • 1 batidora de cualquier tipo (para la crema batida) 
  • 1 fuente redonda para horno enmantecada y enharinada
     Y van a necesitar los siguientes ingredientes (ver substitutos veganos al final) 

      Para el relleno 
  • 1 calabaza grande (lo tradicional es utilizar la calabaza redonda anaranjada, también conocida como Sugar Pumpkin, pero he notado por experiencia que cualquier tipo de calabaza o zapallo funciona para esta receta. La diferencia de sabor entre las distintas variedades es muy sutil y de todas formas vamos a estar condimentándola nosotros mismos, así que el resultado es el mismo) 
  • 2 huevos grandes 
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • Pumpkin Spice (si no consiguen o no saben lo que es, básicamente se compone de: 1 cucharada sopera de canela, 1 cucharadita y media de clavo de olor molido –si no encuentran molido pueden molerlo con el molino de pimienta- y 1 cucharadita de nuez moscada. Estos tres condimentos le dan su sabor particular, así que no los omitan!!) 
  • ½ cucharada de sal 
  • Opcionales: algunos le agregan ½ cucharada de jengibre molido para darle un tono más picante.
     Para la masa 
     Pueden comprar una masa de tarta lista para usar, pero les dejo los ingredientes por si acaso:
  • 100 gr de manteca fría 
  • 150 gr de harina 
  • ½ cucharadita de sal 
  • 3 a 4 cucharadas de agua fría 
Para la crema 
  • 250 gr de crema de leche 
  • 100 gr de azúcar impalpable o en polvo 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 1 cucharadita de canela 
Pasos:
      1- Precalentar el horno a 350° F (120° C) 
     2- Yo siempre empiezo batiendo la crema y preparando la masa. Simplemente coloquen la crema de leche, la esencia de vainilla y la canela bajo su batidora y vayan incorporando lentamente el azúcar en polvo a medida que van batiendo (si lo hacen de una sola vez se arriesgan a que salte por todos lados!). Una vez incorporada, batir hasta alcanzar el punto crema, es decir hasta que quede bien firme. 
     La masa de tarta se puede hacer a mano o en la procesadora. Simplemente mezclen la manteca cortada en trocitos con la harina, rompiendo los trocitos de manteca hasta alcanzar una textura de miga de pan. Agregar el agua hasta que se empiece a apelmazar. No amasen o mezclen demasiado, simplemente presionen la masa hasta formar una bola y llévenla a la heladera por 10 minutos. Mientras más fría la masa, mejor para trabajarla. Estírenla con el amasador y colóquenla sobre una fuente redonda (enmantecada y enharinada) 
      3- Corten la calabaza a la mitad, quítenle las semillas y pónganla boca abajo en una bandeja para horno aceitada. Incluso pueden colocar papel aluminio por debajo para evitar que la calabaza se pegue a la bandeja. Es importante que cocinen las dos mitades boca abajo para que no se sequen interiormente. Hornéenlas durante 30-40 minutos hasta que puedan puedan pincharlas con un cuchillo y vean que la carne está suave y tierna. Quítenla del horno y déjenla enfriar un ratito. Luego separen la carne de la cáscara con una cuchara y colóquenla en un bowl. Con esto haremos el relleno. 
      4- En la procesadora, pongan la carne de la calabaza, el pumpkin spice (canela/clavo de olor/nuez moscada), la leche condensada y los 2 huevos. Procesen hasta conseguir una consistencia de puré. 
      5- Coloquen el relleno en la masa de tarta (pueden enrollar o plegar los bordes de la masa para hacerlos más decorativos) y lleven a un horno precalentado a 350° F (120° C) durante 35-40 minutos. 
      6- Retirar del horno y dejar enfriar unos 20 minutos. Se puede servir tibia o refrigerada. Acompañen su porción con una cucharada de crema batida. Incluso se le puede espolvorear un poquito de canela encima. 
      7- Bon apetit! 

     Substitutos veganos: 
  • Manteca: pueden reemplazarla con margarina o cualquier otro tipo de manteca vegetal. Lo importante es mantener esa textura grasosa. He notado que el aceite no funciona tan bien para reemplazarla. 
  • Leche condensada: Azúcar. No hay  una cantidad precisa, prueben hasta que adquiera el dulzor que a ustedes les guste.
  • 2 huevos: he visto muchas recetas veganas que directamente los eliminan y punto. El problema que encuentro con esto es que la tarta termina quedando muy movediza y puede incluso venirse abajo al cortarla. Los huevos justamente sirven para darle consistencia. Les recomiendo reemplazarlos por tres cucharadas soperas de harina (o tres y media de almidón de maíz). Agréguenlas al relleno antes de procesarlo. 
  • Crema batida: He visto que viene substituto de crema batida vegano. Si no lo consiguen, la única manera correcta que yo he encontrado de hacer crema batida vegana es empleando crema de coco. Se puede batir igual que la crema de leche y la consistencia es similar. Si no consiguen crema de coco, pueden extraerla de la leche de coco. El proceso es el siguiente: se enfría la lata de leche de coco durante 8 hs en la heladera hasta que se endurezca y, una vez sólida, le escurren el líquido de la grasa para quedarse con la crema (grasa). Mantengan la esencia de vainilla, la canela y el azúcar impalpable como están en la receta. La tienen que batir hasta obtener una consistencia firme. Les dejo un video para que vean el proceso: https://www.youtube.com/watch?v=ItLT6eUIVb8

     Tip extra: si le agregan dos cucharadas de manteca o margarina derretida y una cucharadita de sal a las semillas de la calabaza, pueden hornearlas esparcidas sobre papel de horno (también conocido como papel manteca o vegetal) durante quince minutos o hasta que se doren. Se pueden comer como snacks y son deliciosas. Eso sí, mírenlas muy de cerca porque se queman muy rápido si no les prestan atención.

      Si la hacen, etiquétenme en la foto por Instagram o Twitter :)

Quizás también te interese:

0 comentarios