Doktor Faustus - Thomas Mann

by - 12:24

doktor+faustus+thomas+mann
  
"Doktor Faustus: Vida del compositor alemán Adrian Leverkühn narrada por un amigo." Creo que pocas veces he visto un título y subtítulo de novela que resumiera y concentrara tantos de sus elementos como éste. Doktor Faustus fue la última gran novela épica de Thomas Mann y un gigantesco prodigio literario.
   La literatura de Thomas Mann definitivamente no es para todo el mundo. El ganador del Premio Nobel de Literatura (1929) suele caracterizarse por la construcción de obras de longitud épica, recargadísimas de simbolismo y con un lenguaje elaborado acompañado de un ritmo lento y pasajes introspectivos. Su obra busca explorar y diseccionar la mente de los intelectuales y los artistas creativos.
   En el caso de Doktor Faustus, Mann nos presenta con la biografía (literalmente, desde la infancia hasta su muerte) del compositor Adrian Leverkühn, quien le vende el alma al Diablo a cambio de fama, éxito y talento. Es una adaptación de la leyenda alemana del Fausto y a su vez un inmenso homenaje a Goethe (el encuentro entre el músico y el demonio está narrado como obra de teatro y tiene una estructura similar a la del autor romántico). 
   La historia está narrada en primera persona por su amigo de la infancia, Serenus Zeitblom, una amistad a todas luces no correspondida: Serenus siente un cariño inmenso, fraternal  e íntimo hacia Adrián, pero Adrián parece ser totalmente indiferente hacia él. En ese conflicto primordial y esa tensión constante, nosotros vamos aprendiendo mucho sobre la psicología de ambos personajes. Es un doble juego literario: si bien la narración se centra en Adrián, la voz de Serenus es un reflejo de sus propios sentimientos, ideas y experiencias.
   La figura de Adrián es una suerte de sincretismo de las ideas estéticas de Arnold Schoenberg, Béla Bártok e Igor Stravinsky. Su espíritu modernista, que florece durante el período de entreguerras de la República de Weimar, le da a su música una curiosa mezcla de primitivismo, contrapunto modal y dodecafonismo. El libro abunda en pasajes con un lenguaje musical muy especializado, lo cual me lleva a pensar en la novela como en una suerte de obra de nicho (escrita en colaboración con músicos y dedicada especialmente a músicos).
   También abundan los pasajes de discusión filosófica-teológica (ambos protagonistas estudiaron teología, tuvieron una íntima religión con la Iglesia y están muy versados en escrituras bíblicas) que sirve como marco general para el desarrollo espiritual de los dos muchachos.
   Los temas que trata la novela son interminables: el amor, la muerte, el individualismo, la barbarie, la espiritualidad, la religión, el arte, la ética, los círculos sociales, el poder, el sexo, el suicidio, el asesinato, la diferencia de clases sociales, etc. Mann busca crear un microcosmos de los cincuenta años de historia alemana (coincidentes con los cincuenta años de vida del protagonista) en los cuales el país cayó de la prosperidad pre-1914 al primitivismo y la barbarie del régimen nazi. Si hay un libro capaz de resumir y proyectar la idiosincracia y los conflictos de un territorio tan contradictorio como Alemania, definitivamente Doktor Faustus puede arrogarse ese mérito. Más admirable es aún la valentía del autor de un libro que, publicado apenas dos años después de terminada la Guerra, se atrevió a denunciar los horrores intelectuales de una ideología venenosa y destructiva.
   Doktor Faustus es el nombre de la última composición de Adrián. Poco conocemos sobre su mente y su corazón hasta el final del libro. Se trata de un ser introspectivo, callado, introvertido y anti-social. El narrador (dada su condicion y limitación) construye la narración mediante intuiciones y supuestos, lo cual mantiene en el lector siempre despierta la curiosidad sobre el protagonista. El conflicto con su propia sexualidad (elemento común con el propio autor) es otro tema importante del libro. La falta de contacto y calor humano lo transforman en un hombre frío y a la vez frágil que busca compensar sus carencias con sus dotes musicales.
   Un párrafo aparte se merece el intento de Mann (en boca del narrador) de hacer un meta-comentario sobre la construcción de la novela: Serenus se justifica constantemente ante el lector para explicar la inclusión de pasajes, fragmentos, diálogos y descripciones. En dichos comentarios vemos, por un lado, cómo funciona la mente del personaje y, por otro, qué criterios tuvo en cuenta Mann para estructurar la obra. Un detalle brillante que enriquece muchísimo la experiencia literaria del lector.
   El libro me pareció extraordinario, uno de los mejores que he leído jamás. La única crítica que tengo para hacerle tiene que ver con el ritmo de la narración: no solo es dolorosamente lento, sino que a veces se detiene por completo. Hay capítulos enteros donde la historia se pone en pausa para desarrollar discusiones, reflexiones, descripciones de doctrinas, etc. que desequilibran por completo el ritmo y la estructura de la novela. El final se acelera (y compensa muy bien los capítulos más estáticos), pero aún así no termina de hacerle contrapeso a las primeras 400 páginas. 
   No se lo recomiendo a todo el mundo. Sin una base de conocimiento musical, dudo mucho que puedan entender los innumerables pasajes de discusiones estéticas y dobles-sentidos (el libro es una suerte de resumen de la historia de la música occidental). Requiere paciencia, reflexión y análisis. Aún así, fue un libro que amé y cuyo contenido me resulto super memorable. Es imposible permanecer indiferente ante una obra tan genial como ésta. Definitivamente, lo ubico a Thomas Mann junto a los grandes autores de todos los tiempos.
   ¿Lo han leído? ¿Qué les pareció?

Quizás también te interese:

1 comentarios

  1. Por algún motivo el libro no me llama la atención, debe ser por lo que tu dijiste de que abecés si no tienes un conocimiento básico de música no entenderás, eso me pone a dudar si leerlo o no. Pero me gusta mucho como reseñas libros, por cierto te recomiendo el general en su laberinto de Gabriel García Márquez, es uno de mis autores favoritos.

    ResponderEliminar