Las Olas - Virginia Woolf

by - 23:13



   Síiiii!! Inauguro mi blog con una pequeña reseña de un libro que causó un fuerte impacto en mí. Las Olas fue uno de los libros más experimentales de la historia de la literatura. Uno de los libros menos apreciados de Virginia Woolf, pero que poco a poco ha ganado un status de culto. 

   Empecemos por lo básico. ¿Quién era la mujer? Si todavía no son familiares con ella (cosa que altamente recomiendo, puesto que es una GRAN escritora), Virginia Woolf (1882-1941) fue una novelista y ensayista británica que perteneció al grupo Bloomsbury de intelectuales durante los años '20 (muchos de los cuales, como intelectuales, fueron bastante nefastos, como por ej. Keynes). Sospechada de trastorno bipolar, víctima de abuso incestuoso y presa de una depresión de larga data, se suicidó a los 59 años dejando detrás una de las obras seminales del modernismo y transformándose luego en una de las autoras principales del siglo XX. Durante su vida, gozó de una popularidad bastante intermedia (su propia hermana diseñaba la tapa de sus libros a bajo presupuesto editorial). Luego de su muerte, su obra cayó en la oscuridad para ser luego rescatada por la segunda ola del movimiento feminista durante los años '70, principalmente en los Estados Unidos.
   Influencia directa de Joyce, Kerouac, Cortázar y Borges (quien tradujo este libro al español), fue la precursora del flujo de consciencia y de la narrativa no-lineal.
   Hasta ahí la bio. Me niego a contribuir al culto de personalidad que se ha instalado en el mainstream sobre su vida. Con todo respeto a Michael Cunninghan, creo que es terrible caricaturizar a esta brillante mujer en base a su biografía. Nos la pasamos discutiendo si era o no feminista, si amó a tal o cual tipo, si tenía o no alucinaciones, si vivía de tal o cual modo, si se suicidó así o asá. En lugar de eso, pienso yo, deberíamos empezar a discutir su LITERATURA, que es mucho más rica que las cuestiones cotidianas de la pobre Virginia.
   Las olas es un ejemplo de proeza literaria en múltiples niveles. Por un lado, es un libro hermoso. Estéticamente hermoso, cargado de imágenes visuales, sonidos, emociones y sensaciones. Virginia Woolf es capaz de concentrar en una sola frase ideas con capas de significado múltiple. Es uno de los logros más admirables de su prosa. 
   La trama de la novela se reduce al desarrollo de la vida de seis amigos (Rhoda, Jinny, Susan, Bernard, Neville y Louis) desde la infancia hasta la vejez en base a un evento traumático (lean el libro, no voy a hacer spoilers). La metáfora de las olas (los únicos fragmentos narrativos en tercera persona, en mi edición incluso escritos en letra cursiva para separarlos del flujo de conciencia) le sirve a la autora para estructurar la obra. Cada etapa o episodio que nos presenta Virginia Woolf de la vida de los protagonistas está diluida por el embate de las olas sobre la costa y la descripción progresiva de las mareas se extiende a medida que se extiende y desarrolla la vida de los protagonistas. Hay amor, muerte, amistad, crítica social e incluso juega un poco con la idea de una relación homosexual. ¡Temas a gran escala, si los hay! Está plagado también de citas literarias, sobre todo transliteraciones de poemas (el más claro que se me viene a la mente es "The Question" de Percy Shelley, que se corresponde con el fragmento que leí en mi reseña de youtube: "I hastened to the spot whence I had come / That I might there present it - Oh, to whom?"
  El flujo de consciencia está bien determinado con atribuciones de diálogo (a diferencia, por ejemplo, de la señora Dalloway). Lo que en verdad dificulta un poco la lectura es el estilo poético e improvisatorio tan bien logrado en esta novela. Un ejemplo:

   "-Veo un anillo -dijo Bernard-, cuelga sobre mí. Tiembla, está suspendido de un bucle de luz.
   -Veo una pieza de color amarillo pálido -dijo Susan-, se extiende lejos, hasta que se reune con una cinta de color púrpura. 
   -Oigo un sonido -dijo Rhoda-, chipi, chip, chipi, chip, sube y baja.
   -Veo un globo -dijo Neville-, cuelga como una gota ante la enorme falda de una colina. 
   -Veo una borla carmesí -dijo Jinny- trenzada con hilos de oro.
   -Oigo un golpe -dijo Louis-. La mano de un enorme animal encadenado. Golpea, golpea, golpea.
   -Ved la telaraña en la esquina del balcón -dijo Bernard-. Tiene gotas de agua, gotas de luz blanca.
   -Se han agolpado las hojas alrededor de la ventana, parecen orejas puntiagudas -dijo Susan.
   -Cae una sombra en el camino -dijo Louis-. Parece un codo. 
   -Nadan en la hierba islas de luz -dijo Rhoda-. Descienden desde los árboles.
   -Entre los túneles que forman las hojas, brillan los ojos de los pájaros -dijo Neville.
   -Los tallos están cubiertos de pelos cortos e hirsutos -dijo Jinny-, se les han adherido gotas de agua. 
   -Esa oruga enroscada parece un anillo verde -dijo Susan-; las patitas parecen muescas.
   -Cruza el camino el caracol de concha gris -dijo Rhoda-, tumba la hierba tras él. 
   -Desde los cristales, destellan luces ardientes entre las hierbas -dijo Louis. 
   -Siento el frío de las piedras en los pies -dijo Neville-. Las siento todas por separado, redondas o puntiagudas 
   -Me arde el dorso de la mano -dijo Jinny-, pero tengo la palma pegajosa y húmeda de rocío."

   Y así sucesivamente. Dos cosas a tener en cuenta:
   1-Virginia Woolf decía que ésta, a pesar de compartir la estructura, no era propiamente dicho una novela. Ella afirmaba que se trataba de un "playpoem", término acuñado por ella. Justamente, lo que buscaba era amalgamar la prosa y la poesía en un nuevo estilo narrativo que combinara las dos de forma indivisible.
   2- Si bien los personajes están muy bien delineados fíjense cómo incluso en el fragmento que transcribí hay una sensación de encadenamiento y continuidad en el discurso general de los personajes. Virginia Woolf afirmaba que su intención era que cada personaje fuera una faceta o reflejo de una consciencia general o Gestalt que dominara el discurso general del libro (intuyo que tuvo mucha influencia de las ideas vienesas de psicología en boga en aquellos años)

Es un libro extraordinario que les recomiendo a todos. La verdad que para mí se trató de una experiencia literaria muy singular y muy agradable. Si no han leído nada de Woolf les recomiendo empezar por "La señora Dalloway", mucho más accesible que éste pero igual de disfrutable. Como escritor, no puedo eludir el hermoso liricismo de esta obra, solo comparable (en otros niveles) a Moby Dick de Herman Mellville. Más adelante la releeré y veré de sacarle más jugo a su simbolismo y a sus metáforas. 

¿Lo han leído? ¿Les gustó? Yo se los recomiendo a todos :) Cuesta un poco aclimatarse al estilo narrativo, pero vale completamente la pena.

Mi reseña en video:

Quizás también te interese:

3 comentarios

  1. Es una obra sublime. También, leí Orlando y Flush, muy bellas y originales. Seguiré leyendo a esta autora. Conseguí Al faro, La señora Dalloway y Un cuarto propio, así que estará en lecturas futuras. Aunque algunos temen leerla, hay que vivir la experiencia. Releerla trae nuevas vivencias,lo recomiendo, también.
    Buena reseña. ¡Saludos!
    Ana:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Definitivamente es uno de mis libros favoritos y el que más me ha gustado de la autora. Amé Orlando también. Me alegro de que te haya gustado la reseña :) Saludos!!

      Eliminar
  2. Pregunta. Entiendo que lo tuyo es la literatura y me gusta lo que haces. Aclarado esto ¿Desde que lugar y por qué decís que Keynes (economista brillante si los hubo) es un intelectual nefasto? ¿Tenes elementos o es solo una opinión?

    ResponderEliminar